Moteros dentro y fuera del casco.

-"Tú no eres un peisano ni eres nada" me espetó Gustavo así sin pestañear. Cuando este hombre, perdón HOMBRE, te dice eso mirándote a los ojos y dándole una calada a una pipa mientras agita en la otra mano la copa y da un sorbo a un Macallan Amber con una piedra de hielo no te queda más que asumir la cruda realidad. -"Un peisano que se precie tien que tener alguna [...]